fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > Fibra soluble e insoluble. ¿Cuáles son sus diferencias y beneficios?
Fibra soluble e insoluble
22 febrero
Fibra soluble e insoluble. ¿Cuáles son sus diferencias y beneficios?

Compartir:

La fibra dietética es la parte de los alimentos vegetales que pasa principalmente por el sistema digestivo sin descomponerse o ser digerida. Hay dos tipos de fibra: la fibra soluble y la insoluble.

La fibra soluble se disuelve en agua, e incluye pectina vegetal y encías. La fibra insoluble no se disuelve en agua. Incluye la celulosa y la hemicelulosa de las plantas.

La fibra es una parte importante de una dieta saludable y respalda muchos sistemas corporales diferentes. La mayoría de las plantas contienen tanto fibra soluble como insoluble, pero en diferentes cantidades.

A continuación, descubre los beneficios de la fibra soluble e insoluble y por qué deberías incluirlas en tu dieta.

Los beneficios de cada tipo de fibra

Las fibras solubles e insolubles tienen beneficios únicos.

A medida que la fibra soluble se disuelve, crea un gel que puede mejorar la digestión. Además, puede reducir el colesterol y el azúcar en la sangre. También ayuda al cuerpo a mejorar el control de la glucosa en la sangre, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de padecer diabetes.

La fibra insoluble atrae agua a las heces, haciéndolas más blandas y fáciles de evacuar, con menos esfuerzo para el intestino. La fibra insoluble puede ayudar a promover la salud y la regularidad del intestino. También ayuda a la sensibilidad a la insulina y, al igual que la fibra soluble, puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes.

Pese a sus beneficios, debemos recordar que consumir demasiada fibra puede causar gases, dolor e hinchazón abdominal.  Por este motivo, es importante consumirla con un control y aumentar sus porciones lentamente con el tiempo, en caso de ser necesario.

Cantidades de fibra recomendadas

La fibra dietética es una parte natural e importante de una dieta equilibrada. Aquí tienes las cantidades recomendadas de consumo de fibra, que incluye tanto los tipos solubles como los insolubles:

  • Hombres de menos de 50 años, 38 gramos por día.
  • Mujeres de menos de 50 años, 25 gramos por día.
  • Hombres de más de 50 años, 30 gramos por día.
  • Mujeres de más de 50, 21 gramos por día.

Ten en cuenta estos consejos a la hora de elegir alimentos para incorporar la fibra dietética a tu rutina alimentaria:

  • Los alimentos enlatados y procesados tienen menos fibra que los alimentos frescos e integrales.
  • Los alimentos con fibra añadida pueden tener «raíz de achicoria» o «inulina» en la lista de ingredientes.
  • Las plantas tienen diversos niveles de fibras insolubles y solubles, por lo que es más importante comer una amplia variedad de frutas, verduras y granos, para obtener los beneficios de ambos tipos de fibra.

Fuentes de fibra soluble

Puedes encontrar fibra soluble en los siguientes alimentos:

  • Avena
  • Guisantes
  • Manzanas
  • Cítricos
  • Zanahorias
  • Cebada

Para añadir más fibra soluble a tu dieta, te recomendamos:

  • Prepara una sopa abundante con caldo y zanahorias, cebada, guisantes y judías para una comida sana y llena.
  • Pica manzanas o naranjas cuando se te antoje algo dulce.
  • Intenta hacer tu propia fruta seca para una comida sana.

Fuentes de fibra insoluble

Puedes encontrar fibra insoluble en los siguientes alimentos:

  • Harina de trigo integral
  • Nueces
  • Coliflor
  • Judías verdes
  • Patatas

Para añadir más fibra insoluble en tu dieta, te recomendamos:

  • Empieza el día con una tostada de grano entero, avena o un cereal fibroso para el desayuno.
  • Al hornear, reemplaza parte o toda la harina por harina de trigo integral.
  • Ten a mano nueces para los bocadillos saludables.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *