fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > El calor puede traer enfermedades para nuestro sistema digestivo. Aprende cómo evitarlas
El calor puede traer enfermedades para nuestro sistema digestivo. Aprende cómo evitarlas
8 julio
El calor puede traer enfermedades para nuestro sistema digestivo. Aprende cómo evitarlas

Compartir:

Con la llegada del calor, la proliferación de bacterias y la conservación de alimentos en una temperatura inadecuada pueden traer diversas enfermedades al aparato digestivo. Además, es más común que comamos fuera de casa, ya sea un picnic en el césped, en la piscina municipal o en la playa, donde también podemos contraer algún virus o bacteria.

Por este motivo, hoy te traemos una lista de las enfermedades que pueden afectar a nuestro aparato digestivo durante el verano y cómo combatirlas:

Salmonelosis

Si hablamos de intoxicaciones alimentarias relacionadas con las altas temperaturas, la más evidente es la salmonelosis, una bacteria que aflora cuando la refrigeración no es la adecuada. Una buena manera de detectarla es mediante el olor o, mejor dicho, la falta de éste. Los alimentos putrefactos suelen venir acompañados de un mal olor, sin embargo, los que están afectados por la salmonelosis no, dado que su mal aspecto se debe a la bacteria y no a la descomposición.

Una vez ingeridos los alimentos contaminados, los síntomas iniciales son diarrea y vómitos, y después llegan cuadros de fiebres que pueden acabar siendo muy preocupantes.

Una buena manera de erradicar esta bacteria de nuestros alimentos es cocinarlos adecuadamente. Las temperaturas intermedias favorecen su reproducción, mientras que las altas acaban con ella.

Gastroenteritis

Se trata de una inflamación del tacto gastrointestinal provocada por la presencia de virus o bacterias en los alimentos. La bacteria más famosa es la llamada E-Coli, que se presenta en la carne que no está cocinada adecuadamente, o sin ningún tipo de proceso de cocción o maceración. También puede estar presente en los huevos o en el marisco. Con el calor, los parásitos se multiplican a mayor velocidad y con mucha facilidad, por lo que también pueden aparecer en alimentos como en el agua y producir diarreas, dolor abdominal y vómitos.

¿Cómo evitar estas y otras enfermedades?

Cocina muy bien todo lo que te lleves a la boca. Si en épocas frías puedes permitirte un filete sangriento servido a un punto bajo, no es recomendable hacerlo en verano. También debes ser consciente que las mayonesas caseras y las tortillas son una fuente muy peligrosa de salmonelosis, así que, aunque no es necesario dejar de consumirlas, no hagas que duren mucho. Come lo que te apetezca en el mismo día, y desecha las sobras.

Vigila la cadena de frío, saca de la nevera solo los alimentos que vayas a consumir y  evita volver a congelar aquellos con los que ya has iniciado el proceso de descongelación, puedes estar fomentando la reproducción de virus y bacterias.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *