fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > ¿Flora intestinal dañada? Aquí tienes algunos consejos para mantenerla saludable
Consejos para mantener tu flora intestinal saludable
19 agosto
¿Flora intestinal dañada? Aquí tienes algunos consejos para mantenerla saludable

Compartir:

En nuestro intestino conviven una serie de bacterias conocidas como microbiota intestinal. Estas bacterial son muy útiles para el bienestar de nuestro organismo, beneficiando la descomposición de los alimentos que consumimos. De esta manera, ellas se alimentan y nuestro cuerpo aboserbe los nutrientes necesarios y desecha aquellos que no son necesarios.

Por este motivo, es muy importante mantener una flora intestinal saludable. No sólo estimularemos una mejor digestión, también conseguiremos un mejor funcionamiento de nuestro sistema inmune, mejorando la salud de nuestro cuerpo y de nuestra mente.

Sin embargo, la microbiota intestinal puede verse dañada por muchos motivos, como el consumo de alimentos con exceso de grasas saturadas o un alto consumo de medicamentos, como los antibióticos. Además, rutinas alimentarias con bajo contenido nutricional, estrés o el consumo elevado de azúcar pueden afectar también nuestro bienestar intestinal. Los siguientes síntomas pueden ayudarte a saber si tu flora intestinal se encuentra dañada:

  • Hinchazón estomacal frecuente y sin causa aparente.
  • Largos periodos de estreñimiento alternados con periodos de diarreas.
  • Heces y gases con especial mal olor.
  • Cólicos intestinales.

El paso más importante para equilibrar nuestra microbiota intestinal y mantenerla saludable es modificar nuestros hábitos de alimentación. En primer lugar, es importante que llevemos una alimentación variada, que incluya el consumo habitual de frutas, verduras, legumbres y semillas. Incluir en nuestras comidas alimentos como el miso, legumbres variadas o tubérculos como la batata o la remolacha nos ayudará a equilibrar nuestra flora. Los alimentos con alto contenido en fibra pueden ser también grandes aliados para recuperar y mantener nuestra microbiota saludable.

Además, podemos hacer uso especial de algunos alimentos probióticos y prebióticos. Los prebióticos, al ser fermentados, servirán de alimento para las bacterias «buenas», favoreciendo la aparición de bifidobacterias y lactobacilos en el colón que ayudarán a tratar el estreñimiento y el síndrome de colon irritable.

Por supuesto, no solo importa lo que comes, sino también lo que no comes. Se debe reducir la ingesta de alimentos con azúcares añadidos, edulcorantes artificiales o grasas saturadas, ya que pueden alterar y dañar la salud de nuestra microbiota intestinal.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *