fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > El motivo del dolor por los gases atrapados
El motivo del dolor por los gases atrapados
13 enero
El motivo del dolor por los gases atrapados

Compartir:

Los gases atrapados pueden sentirse como un dolor punzante en el pecho o el abdomen.

Producir y expulsar gases es una parte normal de la digestión. Pero cuando una burbuja de gas se atasca dentro de ti, quieres aliviar el dolor lo antes posible. Y si tienes otros síntomas, es una buena idea averiguar qué está causando el dolor.

En este post te explicamos cómo aliviar los gases atrapados, cuáles pueden ser las causas y te damos algunos consejos para prevenirlos.

Los mejores remedios caseros para los gases atrapados

Ciertos remedios caseros para aliviar los gases atrapados funcionan mejor para algunas personas que para otras.

A continuación, te damos algunos sencillos consejos para expulsar los gases atrapados:

  • El movimiento, como caminar, puede ayudarte a expulsar los gases.
  • Intenta masajear suavemente el punto de dolor.
  • Posturas de yoga. Algunas posturas de yoga pueden ayudar a tu cuerpo a relajarse para facilitar la expulsión de los gases.
  • Líquidos. El agua caliente o las infusiones ayudan a algunas personas. Prueba el té de menta, jengibre o manzanilla.

¿Cómo identificar los síntomas del gas atrapado?

Los síntomas de los gases atrapados suelen aparecer de forma repentina con un dolor agudo y punzante. También puede ser una sensación general de malestar agudo.

El estómago puede estar hinchado y puede tener calambres estomacales.

El dolor provocado por los gases que se acumulan en el lado izquierdo del colon puede irradiarse hasta el pecho.

Los gases que se acumulan en el lado derecho del colon pueden sentirse como si fueran apendicitis o cálculos biliares.

Consejos para evitar los gases atrapados

Reducir el riesgo de sufrir una dolorosa burbuja de gases atrapados se puede lograr vigilando qué comes y cómo lo haces.

Puede ser útil llevar un diario de comidas. Esto puede ayudarte a hacer un seguimiento de los alimentos y las circunstancias que provocan una burbuja de gas. Así podrás evitar aquellos alimentos o comportamientos que parecen darte problemas.

Prueba eliminando los alimentos uno por uno, para poder localizar los posibles problemas.

Aquí tienes algunos consejos básicos para empezar:

  • Mantente hidratado.
  • Evita las bebidas con gas.
  • Bebe líquidos a temperatura ambiente, ni demasiado calientes ni demasiado fríos.
  • No utilices edulcorantes artificiales.
  • Come despacio y mastica bien los alimentos.
  • Reduce el consumo de chicles.
  • Aumenta la actividad física.

Los gases atrapados suelen ser muy dolorosos, pero no son graves. Sin embargo, pueden ser un signo de una intolerancia alimenticia o de un problema digestivo subyacente.

Vigilar lo que se come y tomar algunas medidas preventivas puede ayudar.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *