fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > Digestiones en casa: Cómo afecta el confinamiento a nuestro sistema digestivo
27 marzo
Digestiones en casa: Cómo afecta el confinamiento a nuestro sistema digestivo

Compartir:

Nuestra vida ha cambiado drásticamente de un día para otro: hemos pasado de entrar en casa prácticamente solo para dormir, a estar confinados las 24h del día. Permanecer semanas sin poder salir supone un gran cambio en la rutina y puede afectar a nuestra salud.

¿Cómo afecta el confinamiento a nuestro sistema digestivo?

Algunos científicos llaman al intestino el «segundo cerebro», ya que en él existen multitud de terminaciones nerviosas que hacen que la función de nuestro intestino vaya mucho más allá de digerir la comida. Numerosos estudios señalan una comunicación entre el intestino, poblado de microorganismos, y el sistema nervioso central. De hecho,  el 50% de las células que albergamos en el cuerpo son microorganismos, y la mayor parte habitan en el tracto gastro intestinal. De ahí que exista esa relación directa entre tus hábitos y emociones y tu salud intestinal. Por ello, cuidar la microbiota intestinal es imprescindible para cuidar tu salud, ya que esta juega un papel crucial en diferentes procesos fisiológicos, como el apetito, energía y metabolismo, sistema inmune, función barrera intestinal, comportamiento y estado de ánimo.

Los cambios en la alimentación, la actividad física o el estrés causado por la actual situación pueden repercutir directamente en tu sistema digestivo y concretamente en tus digestiones diarias. ¿De qué manera? Por un lado, una mala alimentación basada en alimentos procesados, ricos en grasas, azúcares y aditivos puede suponer que las digestiones sean más lentas, favoreciendo la aparición de molestias digestivas, dolores abdominales, flatulencias y retortijones. Por otro lado, la baja actividad física diaria puede comprometer tu peristaltismo intestinal y, por lo tanto, causar estreñimiento, incrementando la sensación de flatulencias que puedas tener. Por último, en situaciones de estrés o ansiedad, es común que se acabe picando snacks poco saludables en cantidades elevadas e incluso de manera compulsiva, generando nuevamente problemas intestinales.

Si estás leyendo este artículo probablemente es porque alguna vez has tenido alguno de estos problemas o los estés sufriendo durante estos días y quieres saber cómo prevenirlos o solventarlos.  No te preocupes, te damos 3 consejos para cuidar y mejorar tu salud intestinal desde casa:

3 consejos para mejorar tu salud digestiva desde casa:

  • Cuida tu alimentación: la falta de tiempo ya no puede ser una excusa para descuidar tu alimentación. Una dieta alimentaria regular, ordenada y equilibrada te ayudará a mantener buena salud digestiva. Para ello, da preferencia a alimentos de origen vegetal que sean ricos en fibra (frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos…) e incluye una ingesta adecuada de proteína de alto valor biológico (huevo, pescado, marisco, lácteos naturales…) y de grasas saludables (aceite de oliva virgen, aguacate…). Es importante que la dieta sea baja en grasas y azúcares (productos procesados, bollería o dulces procesados, snacks…). Además, puedes añadir alimentos probióticos (yogur, kefir, miso, chucrut…), que te ayudarán a mantener una microbiota intestinal sana. Ahora que tienes más tiempo, te recomendamos que planifiques bien tus comidas e introduzcas alimentos saludables que te ayuden a sentirte bien. Lo mejor es evitar el alcohol, las grasas saturadas, la cafeína y las comidas picantes, sobre todo si sufres molestias digestivas, ya que pueden empeorarlas todavía más.
  • Cuida tus emociones: intenta darle la vuelta a la situación y plántale la cara más optimista. Es la oportunidad para poner en marcha todas aquellas cosas que no tenías tiempo para hacer en tu día a día. Coge papel y boli, haz una lista y crea una rutina con todas ellas (ver series, leer, dibujar, hacer un puzle, un curso…). Esto te ayudará a gestionar mejor tus emociones, sentirte más activa, de mejor humor y evitar los posibles efectos del estrés sobre tu microbiota.
  • Cuida tu actividad física: créate una rutina de ejercicios para cada día o mínimo 4 días a la semana. Clases dirigidas, estiramientos, activación, baile, etc. Cualquier ejercicio que hagas estos días te ayudará a mantener el estrés a raya y a sentirte mejor.

Artículo escrito por Adriana Oroz, dietista y nutricionista de la Clínica Alimmenta.

Nº Colegiada: CAT001394

Instagram: @adristylelife

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

3 comentarios en “Digestiones en casa: Cómo afecta el confinamiento a nuestro sistema digestivo”

  1. Hola primero que nada muchas gracias por la información . tengo una pregunta ultimamente cuando hago mi comida de la tarde osea la más pesada del día, después de comer me siento con la temperatura alta un dolor de estomago y mis extremidades me hormigean igual siento una leve fatiga lo que se me hace extraño es que estos síntomas se acentúan cuando tengo pensamientos negativos o me pongo nervioso tengo 24 años y me agradaría su opinión gracias.

    1. Hola, Pablo. Por un lado, habría que valorar el volumen y la calidad de los alimentos que se están ingiriendo. El hecho de que sean de mucho volumen, mucha cantidad, y haya mucho contenido en grasa puede hacer que la digestión sea más lenta y esto te produzca una leve somnolencia posterior. Por otro lado, emociones como la ansiedad o los sentimientos negativos pueden afectar a tu digestión y a tu estado de salud general. Nuestro consejo es que hagas las comidas más o menos siempre a la misma hora y reduzcas los alimentos con alto contenido en grasa. Aquí te dejamos un post sobre cómo planificar comidas durante el confinamiento: https://vilardelldigest.com/compra-saludable-durante-la-cuarentena/

      Además, es importante reducir el estrés emocional si es este el caso. De cualquier forma, si ves que los síntomas persisten, lo mejor sería que lo consultases con tu médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *