fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > La vuelta al trabajo y a los hábitos saludables
4 septiembre
La vuelta al trabajo y a los hábitos saludables

Compartir:

Comienza septiembre y con él dejamos atrás, muchos de nosotros, las vacaciones de verano para adentrarnos de nuevo la vida laboral y sus rutinas.

Muchas veces, al irnos de vacaciones, dejamos aparcados los hábitos saludables que hemos ido trabajando durante todo el año y que hace que nuestro día a día sea mucho más llevadero y provechoso.

Los excesos en comidas, la falta de hidratación, el sedentarismo, los alimentos exóticos, la flexibilidad en horarios y la falta de descanso pueden afectar a nuestra salud digestiva, es por esto que debemos tomar una serie de medidas para devolverle a nuestro cuerpo el equilibrio perdido estas semanas:

  • Tómate tu tiempo antes de empezar a trabajar: esto te ayudará organizarte los primeros días en casa, a comenzar descansado y recuperar poco a poco los hábitos alimenticios que hemos dejado atrás unos días.
  • Cuida tu alimentación: ponte pautas de comida sana, escoge siempre alimentos naturales y bebe mucha agua, mantener tu sistema digestivo hidratado es básico para recuperar el equilibrio de nuestro cuerpo.
  • ¡Desintoxícate! Toma frutas, zumos y verduras. Elimina todas esas toxinas que hemos ido acumulando estas vacaciones y llena tu cuerpo de vitaminas y minerales.
  • Toca descansar de verdad: recupera las horas de sueño y regálale a tu cuerpo y mente el descanso que necesita para volver al trabajo con energía. Si cada día mantienes la hora de irte a la cama y duermes 7-8 horas, los resultados los notarás en muy pocos días.
  • Haz deporte: si aún no te has decidido por una actividad en concreto camina como mínimo una hora al día, si lo haces después de comer te ayudará a mejorar la digestión evitando así el estreñimiento. ¡Mantén tu cuerpo activo!
  • Sé positivo: tómate la vuelta con filosofía, manteniendo tu atención en recuperar los hábitos que te benefician y recuperar progresivamente el ritmo diario mantendrá el síndrome post-vacacional a raya. ¡Mens sana in corpore sano!

Recuerda, es muy importante comenzar lo antes posible con las rutinas diarias que nos benefician, pero no te obsesiones, más vale empezar poco a poco consiguiendo objetivos a corto plazo que saturarnos de buenas intenciones.

Escucha a tu cuerpo y ayúdale a volver a funcionar correctamente.

¡Bienvenido de nuevo!