fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > 4 recetas de helados saludables para refrescarte este verano
Recetas de helados saludables
5 agosto
4 recetas de helados saludables para refrescarte este verano

Compartir:

Llegan los días más calurosos del verano y te apetece refrescarte con algo frío. Sin embargo, la mayoría de helados comerciales tienen una composición nutricional poco saludable  y un aporte de nutrientes escaso. ¿Alguna opción alternativa? Prepararlos en casa: no es difícil y, de esta manera, controlarás los ingredientes.

A continuación tienes cuatro recetas de helados saludables que puedes preparar en tu cocina:

1- Helado de yogur con cerezas

El yogur es un buen ingrediente para preparar helados caseros: es cremoso, se puede comprar natural o incluso incluso hacerlo tú mismo en casa, y combina muy bien con la mayoría de frutas y sabores de los que tengas antojo.

Ingredientes:

  • Dos yogures naturales.
  • Un puñado de cerezas deshuesadas y cortadas en trozos pequeños.

Elaboración:

Lavamos las cerezas, las deshuesamos y las cortamos en trozos pequeñitos para que a la hora de comer el helado queden como pequeños tropezones. Vertemos el yogur en una jarra y lo batimos con varillas hasta que tenga una consistencia cremosa e incorporamos las cerezas. Lo pasamos a un tupper o una fuente y lo metemos en el congelador.

Para que nos quede una textura cremosa de yogur es necesario que vayamos sacando el helado y removiendo aproximadamente cada media hora durante dos horas: de este modo no se congela totalmente y se queda muy cremoso. Es un poco laborioso, pero el resultado final es muy bueno.

Helado de yogur con cerezas

Helado de aguacate y plátano

Las frutas cremosas son las mejores a la hora de preparar helado, entre ellas el plátano y el aguacate, que son las que nos ocupan en esta receta. Procura que el plátano esté bien maduro para que aporte el dulzor que necesita la receta sin tener que recurrir a endulzantes artificiales.

Ingredientes:

  • Dos plátanos bien maduros.
  • Un aguacate maduro.
  • Un poco de zumo de limón.
  • Miel en caso de querer endulzarlo un poco más.

Elaboración:

La noche anterior dejamos los plátanos pelados y partidos en trozos dentro del congelador. A la hora de elaborar el helado solo tenemos que colocar los trozos congelados de plátano dentro de la batidora, agregar la carne del aguacate y el chorrito de limón y batir hasta que nos quede una mezcla cremosa.

Ten en cuenta que algunas batidoras, sobre todo si son de vaso y no de mano, calientan las mezclas al batirlas. Puedes optar por una batidora que no lo haga o usar una batidora de mano, aunque sea un poco menos potente y se tarde más tiempo en montar.

Helado de aguacate y plátano

Helado de té verde y leche de coco

Generalmente cuando preparamos helados a base de bebidas necesitamos un espesante para encontrar la textura correcta del helado: se suelen usar yemas de huevo, leche en polvo o leche condensada. Pero otra opción alternativa, y muy deliciosa, es usar leche de coco.

Ingredientes:

  • Infusión de té verde (u hojas de té verde).
  • Agua.
  • 250 ml de leche de coco.
  • Un chorrito de zumo de limón.

Elaboración:

Preparamos un par de infusiones de té verde (dos tazas, que suelen ser unos 400 mililitros aproximadamente) y una vez que estén listas, la dejamos enfriar. La mezclamos con la leche de coco y el chorrito de limón y la metemos en el frigorífico durante al menos dos horas.

Aquí nos pasa lo mismo que nos ocurría con el helado de yogur: es necesario ir sacando el helado cada media hora aproximadamente para batirlo y que nos quede la textura adecuada.

Helado de té verde y leche de coco

Helado de vainilla con yogur griego

El yogur griego también es una buena opción para aportar cremosidad a los helados caseros: busca uno de buena calidad y natural, sin azúcar ni edulcorantes, ya que la esencia de vainilla le aportará todo el sabor que necesita.

Ingredientes:

  • Un yogur griego.
  • Media taza de leche (o bebida vegetal), aproximadamente unos 100-150 ml.
  • Dos cucharadas pequeñas de extracto de vainilla.
  • Toppings al gusto: frutos secos, canela, etc.

Elaboración:

Como en las anteriores recetas, «montamos» el yogur con las varillas hasta que quede cremoso: si usamos yogur griego tardaremos menos y la textura será mejor. Incorporamos la leche poco a poco y seguimos batiendo; después incorporamos el extracto de vainilla y metemos todo en el congelador.

Tendremos que sacar el recipiente con el helado aproximadamente cada media hora para ir removiendo y que no se quede congelado. A la hora de usar toppings, puedes incorporar frutos secos, cacao o fruta fresca.

Helado de vainilla con yogur griego

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.