fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > ¿Cómo afecta la primavera al equilibrio de tu microbiota?
¿Cómo afecta la primavera al equilibrio de tu microbiota?
31 marzo
¿Cómo afecta la primavera al equilibrio de tu microbiota?

Compartir:

Nuestra microbiota intestinal es una compleja composición de microorganismos que desempeñan un papel fundamental en numerosas funciones del cuerpo, como la digestión de los alimentos, la gestión de los procesos metabólicos, la eliminación de residuos, la salud mental o la respuesta inmunitaria. Por lo tanto, el equilibrio de nuestra microbiota es fundamental. 

Los factores ambientales externos, como el cambio de las estaciones o los cambios en la rutina, pueden desempeñar un papel importante en su composición. Con cada cambio de estación modificamos nuestras actividades diarias y nuestro comportamiento también se ve alterado, lo que inevitablemente influye en las bacterias que viven en nuestro intestino.

En esta entrada te explicamos cómo afecta la llegada de la primavera al equilibrio de nuestra microbiota.

¿Cómo cambia nuestro cuerpo con el cambio de estación?

La microbiota intestinal está en constante cambio. La mezcla única de especies que se encuentra en nuestro cuerpo cambia según lo que comemos, dónde vivimos, cuánto ejercicio hacemos, cuánto contacto tenemos con animales y otras personas, e incluso cuánto tiempo pasamos dentro de casa.

Con el cambio de estación modificamos nuestra dieta. Además de las frutas y verduras de temporada, en las estaciones más frías tendemos a comer alimentos más calóricos, mientras que, en las épocas del año más calurosas, preparamos platos más frescos y ligeros. Estos cambios en la alimentación también modifican las bacterias que habitan nuestra microbiota.

La llegada de la primavera trae consigo días más largos y una subida de las temperaturas. El factor que quizás más afecta al estado de nuestro cuerpo es el progresivo aumento de las horas de luz, un cambio que repercute en nuestro estado de ánimo, manteniéndonos más activos y mejorando nuestro humor. Recordemos que la luz solar estimula la producción de serotonina, ayuda a la relajación muscular y regulariza los ritmos biológicos.

Estrés y cambio de estaciones, ¿qué relación existe?

Físicamente, los cambios en el tiempo suelen provocar un aumento de los niveles de estrés en las personas mientras nos adaptamos a las nuevas condiciones exteriores.

Es importante afrontar el cambio de estación con hábitos que nos permitan mejorar y mantener una vitalidad óptima. Esto puede significar la elección de alimentos que ofrezcan un equilibrio a los factores externos (elegir alimentos cálidos cuando el tiempo se vuelve más frío y viceversa), dar prioridad al sueño (sabiendo que el sistema inmunitario se verá sometido a una gran carga mientras se adapta a la nueva estación), y dedicar tiempo a la relajación o a la meditación (para fortalecer la mente de modo que pueda gestionar mejor el aumento de los factores de estrés relacionados con la vida diaria y el trabajo).

Consejos para evitar un desequilibrio en nuestra microbiota durante el cambio de estación

Con la llegada de la primavera suben las temperaturas y aumentan las horas de luz solar, lo que puede alterar la composición de tu microbiota. Sin embargo, siguiendo algunos sencillos consejos e incorporando hábitos saludables a tu rutina, puedes conseguir mantener el equilibrio de tu microbiota intestinal:

  • No te olvides de hacer ejercicio físico.
  • Come frutas y verduras de temporada.
  • Mantente hidratado/a.
  • Aprovecha el buen clima para realizar actividades al aire libre.
  • Toma probióticos.

Reforzar nuestra microbiota con probióticos puede ser una buena idea para evitar desequilibrios en la misma. Para ello, puedes considerar el uso de un complemento alimenticio como Vilardell Digest Probilac. Las dos cepas de probióticos seleccionadas en Vilardell Digest Probilac provienen de dos especies de Bifidobacterias: Bifidobacterium animalis spp Lactis (BIFOLAC®12) y Bifidobacterium longum (BB536).

Estudios realizados con estas cepas han demostrado que contribuyen a la regulación del tránsito intestinal, aumentando la frecuencia de defecación y reduciendo las molestias intestinales. Además, la presencia de fructooligosacáridos con efecto prebiótico contribuye al crecimiento y desarrollo de bifidobacterias beneficiosas.

¿Quieres saber más? En esta entrada de blog te damos 5 consejos para cuidar tu microbiota durante la primavera.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.