fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > ¿Por qué la dieta mediterránea puede ser beneficiosa para tu salud digestiva?
¿Por qué la dieta mediterránea puede ser beneficiosa para tu salud digestiva?
22 abril
¿Por qué la dieta mediterránea puede ser beneficiosa para tu salud digestiva?

Compartir:

La dieta mediterránea es una de las más reconocidas del mundo. No sólo está considerada una de las más deliciosas, también es muy saludable y sencilla de seguir.

Se trata de una dieta centrada en la variedad de alimentos enteros y frescos. Sin embargo, no debemos confundir esto con la falta de restricciones, sino en aprender a disfrutar con alimentos frescos e integrales, combinados con un estilo de vida más relajado y mentalmente saludable.

A continuación, te explicamos por qué la dieta mediterránea puede ser tan beneficiosa para tu salud digestiva.

Beneficios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es una de las más estudiadas del mundo y ha demostrado tener muchos beneficios para la salud:

El estilo de vida mediterráneo se centra más en comer y vivir despacio, preparando las comidas en casa y cocinando desde cero con alimentos frescos e integrales. La dieta mediterránea no sólo consiste en lo que se come, sino en cómo se come.

¿Por qué es tan beneficiosa?

La dieta mediterránea cuenta con varios nutrientes clave para mantener tu salud digestiva en óptimas condiciones. Esto se debe en gran medida a la variedad de sus alimentos que produce resultados favorables en el intestino y la microbiota intestinal, cruciales para nuestra salud y bienestar.

Entre sus ingredientes más destacados se encuentran:

  • Fibra: se desplaza por el tracto digestivo sin ser digerida hasta llegar al colon, donde las bacterias intestinales pueden descomponerla y utilizarla como combustible y producir compuestos importantes. Como los ácidos grasos de cadena corta.
  • Grasas saludables: la ingesta de estas grasas saludables se ha asociado a una disminución del número de bacterias «perjudiciales para la salud» y a un aumento del número de bacterias «beneficiosas para la salud».
  • Polifenoles y antioxidantes: son sustancias químicas alimentarias buenas para nuestro intestino que pasan por el tracto digestivo y son utilizadas por nuestra microbiota intestinal.

Alimentos de la dieta mediterránea que contienen estos nutrientes

  • Fibra: frutas y bayas, verduras, cereales integrales, legumbres (judías, guisantes, lentejas), frutos secos y semillas.
  • Grasas saludables: aceite de oliva, salmón, aguacates, frutos secos y semillas.
  • Polifenoles: bebidas vegetales, manzanas, bayas, cítricos, ciruelas, brócoli y coliflor.
  • Antioxidantes: verduras, pan integral, pastas, cereales, legumbres, frutos secos, semillas, aceites vegetales y ajo.

Consejos para incorporar la dieta mediterránea en tu rutina

La forma más fácil de hacer el cambio a una dieta mediterránea es empezar con pequeños pasos. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  • Saltear los alimentos en aceite de oliva en lugar de mantequilla.
  • Comer más frutas y verduras.
  • Elegir cereales integrales en lugar de refinados.
  • Sustituir la carne roja por pescado al menos dos veces por semana.
  • Limitar los productos lácteos con alto contenido en grasa, cambiando la leche entera por leche desnatada.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *