fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Hepatitis

Hepatitis

La Hepatitis se define como una condición inflamatoria del hígado.

Las funciones del hígado incluyen la desintoxicación de la sangre, el almacenamiento de vitaminas y la producción de hormonas. La hepatitis puede interrumpir estos procesos y crear graves problemas de salud en todo el cuerpo.

La prevalencia de hepatitis B y C en España se sitúa en el 0,6 % en el caso de la hepatitis B y 1,2 % en el caso de la hepatitis C. En el caso de la hepatitis A se producen 1,5 millones de casos clínicos, aunque su incidencia puede ser mayor debido a los casos asintomáticos.

Existen diferentes tipos y causas, pero los síntomas pueden ser similares. Por lo general, es causada por una infección viral, pero existen otras posibles causas de hepatitis. Estas incluyen la hepatitis autoinmune y la hepatitis que ocurre como resultado secundario de ingesta de medicamentos, drogas, toxinas y alcohol.

Los tres tipos principales de hepatitis se conocen como hepatitis A, B y C. Cada uno es causado por un virus diferente. Los tres tipos pueden ser agudos, durar 6 meses o menos, y los tipos B y C pueden ser crónicos, y durar más tiempo.

Los síntomas más comunes incluyen:

  • Pérdida del apetito
  • Cansancio
  • Fiebre leve
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares o articulares
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor en el vientre
  • Orina oscura
  • Heces de color claro
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y la esclerótica de los ojos)
  • Sensación de picazón
  • Cambios mentales, como aturdimiento o coma
  • Sangrado en el interior del cuerpo

El tratamiento de la hepatitis consiste en reposo en cama, abstenerse del alcohol y tomar medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas. La mayoría de las personas que tienen hepatitis A  se recuperan por sí solas después de unas pocas semanas.

La hepatitis B y C se tratan con medicamentos y en los casos más graves se puede llegar a necesitar un trasplante de hígado.