fbpx

Vilardell Digest

Intestino grueso

El intestino grueso o colon es un tubo muscular de unos 150 centímetros que conecta el intestino delgado con el recto. Está formado por el ciego, el colon ascendente, el colon transversal, el colon descendente y el colon sigmoide, que se conecta al recto. El intestino grueso es un órgano altamente especializado que se encarga de procesar los desechos para que la defecación (excreción de desechos) sea fácil y conveniente.

Los residuos sobrantes del proceso digestivo pasan a través del colon por medio de la peristalsis (contracciones), primero en estado líquido y finalmente en forma sólida. A medida que las heces pasan a través del colon, el agua restante es absorbida. Normalmente este proceso tarda alrededor de 36 horas. Las heces se almacenan en el colon sigmoide (en forma de S) hasta que un «movimiento masivo» las vacía en el recto, generalmente una o dos veces al día.

Las heces fecales en sí mismas son principalmente desechos alimenticios y bacterias. Estas bacterias realizan varias funciones útiles, como la síntesis de varias vitaminas, el procesamiento de productos de desecho y partículas de alimentos, y la protección contra las bacterias dañinas.

Colitis ulcerosa
La colitis ulcerosa es la inflamación difusa crónica de la mucosa del colon. Esta enfermedad se manifiesta con periodos de inflamación y de remisión intermitentemente. En la mayoría de los casos, también afecta al recto y a otras zonas próximas al colon. El principal síntoma en el periodo de actividad de la colitis ulcerosa es la diarrea con sangre o el sangrado rectal. En un tercio de los pacientes el síntoma inicial es el estreñimiento.

Diverticulosis
La diverticulosis es la formación de pequeñas bolsas, conocidas como divertículos, que se abultan en el colon o en el intestino grueso. Se desconocen las causas de esta enfermedad, pero se asocia, principalmente, a los movimientos del intestino grueso y el colon. La diverticulosis es, generalmente, asintomática, pero en ocasiones se produce la diverticulitis, que es la inflamación de dichas bolsas. En estos casos, aparecen los siguientes síntomas:
◦ Dolor abdominal
◦ Fiebre
◦ Náuseas o vómitos
◦ Escalofríos
◦ Cólicos
◦ Estreñimiento

Pólipos del colon
Los pólipos del colon son una parte de tejido adicional que crece en el intestino grueso o colon. La mayoría de los pólipos no son peligrosos y no presentan síntomas. Sin embargo, ciertos pólipos pueden convertirse en cancerosos o ser cáncer. Las probabilidades de padecer pólipos aumentan con la edad, por herencia genética o si ya se han tenido pólipos o cáncer de colon con anterioridad.

Cáncer colorrectal
El cáncer colorrectal es una enfermedad que aparece con la formación de tumores en el revestimiento del intestino grueso. A pesar de que en la mayoría de casos no se presentan síntomas, el cáncer colorrectal puede provocar:
◦ Diarrea o estreñimiento
◦ Sensación que el intestino no se vacía por completo
◦ Sangre en las heces
◦ Heces más delgadas de lo normal
◦ Dolores o calambres frecuentes por gases, o sensación de llenura o hinchazón
◦ Pérdida de peso
◦ Fatiga
◦ Náuseas o vómitos

Hemorroides
Las hemorroides son la hinchazón de los vasos sanguíneos que están dentro y alrededor del ano y en la parte inferior del recto. Esta inflamación se produce por el estiramiento o la presión de los vasos sanguíneos como resultado del esfuerzo repetido durante la defecación o el embarazo, sin embargo, también aparecen por causa hereditaria, por la edad o por la diarrea. Los síntomas incluyen:
◦ Sangre roja brillante en las heces
◦ Irritación y dolor en el ano
◦ Hinchazón o bulto alrededor del ano
◦ Comezón

Gastroparesia
La gastroparesia es un trastorno que aminora o detiene el movimiento de los alimentos desde el estómago hacia el intestino delgado. La causa más común de la gastroparesia es la diabetes, debido a la afectación del nervio vago por los altos niveles de azúcar en sangre. Otras causas son la cirugía intestinal y las enfermedades del sistema nervioso como el Parkinson o la esclerosis múltiple. Los síntomas de la gastroparesia son:
◦ Nauseas o vómitos de alimentos no digeridos
◦ Sensación de saciedad con una ingesta baja de alimentos

Diarrea
La diarrea consiste en la deposición de heces sueltas y acuosas en tres o más ocasiones al día. La diarrea puede ser aguda, persistente o crónica, siendo la aguda (duración inferior a 3 semanas) la más común.
Las causas de la diarrea pueden ser infecciones, alergias o intolerancias alimentarias, problemas del tracto digestivo y efectos secundarios de los medicamentos. Las complicaciones de la diarrea son la deshidratación y la malabsorción.

Estreñimiento
El estreñimiento consiste en deposiciones duras, secas y pequeñas que son dolorosas o difíciles de evacuar, y/o en la deposición escasa de heces durante la semana (3 o menos).
Las causas del estreñimiento son variadas, puede aparecer por la falta de líquidos, el sedentarismo, una dieta baja en fibra, el consumo de ciertos medicamentos, el uso abundante de laxantes o por no acudir al baño cuando tenemos deseos. También, el estreñimiento es muy frecuente en mujeres embarazadas, personas mayores y en cambios de rutinas (viajes, alimentos, horarios, etc.).
Los síntomas son una evacuación menos frecuente y de menos contenido, heces duras y secas que requieren de un esfuerzo extra y sensación de pesadez. El paciente también puede sufrir dolor en la zona abdominal y en la región anal.

Gases en el tracto digestivo
El gas es aire en el tracto digestivo. Normalmente, el gas aparece cuando se traga aire y cuando las bacterias en el intestino grueso descomponen ciertos alimentos no digeridos. Los síntomas más comunes incluyen eructos, flatulencias, hinchazón y dolor en el abdomen.