fbpx

Vilardell Digest

Estómago

El estómago es un órgano similar a un saco con fuertes paredes musculares. Además de contener los alimentos, sirve para mezclarlos y triturarlos. En el estómago, las glándulas gástricas segregan ácido clorhídrico y enzimas (como la pepsina, quimosina y lipasa) que ayudan a digerir los hidratos de carbono, proteínas y grasas de la dieta y cambian el alimento sólido a una consistencia de líquido o pasta (conocida como quimo). Desde allí, los alimentos se trasladan al intestino delgado.

El estómago tiene una capacidad media de aproximadamente 1 litro, pero puede estirarse para superar este límite? Además, cuando el estómago está vacío, su mucosa se contrae formando pliegues o pliegues gástricos. Antiguamente, se pensaba que estas contracciones estomacales causaban hambre, ahora sabemos que se debe principalmente a la disminución de los niveles de glucosa en sangre (glucemia).

Gastritis
La gastritis refiere a un grupo de enfermedades que tienen un punto en común: la inflamación del revestimiento del estómago. La inflamación generalmente se produce por la misma infección bacteriana que provoca la mayoría de las úlceras estomacales. El uso frecuente de ciertos analgésicos y beber demasiado alcohol también pueden contribuir a la gastritis. Los signos y síntomas de la gastritis son:
◦ Malestar o dolor punzante o ardor (indigestión) en la parte superior del abdomen que puede empeorar o mejorar cuando se come
◦ Náuseas o vómitos
◦ Sensación de saciedad en la parte superior del abdomen después de haber comido

Úlceras pépticas y Helicobacter pylori
Una úlcera péptica es una llaga en el revestimiento del estómago (úlcera gástrica) o en el duodeno (úlcera duodenal). Las úlceras pépticas aparecen cuando las paredes del estómago o duodeno son dañadas por los ácidos gástricos. La infección por la bacteria Helicobacter pylori o la toma de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como la aspirina y el ibuprofeno, son las causas más comunes de la úlcera péptica. Su principal síntoma es el malestar abdominal, que se presenta generalmente con el estómago vacío. Otros síntomas son:
◦ Pérdida de peso
◦ Falta de apetito
◦ Hinchazón
◦ Eructos
◦ Náuseas o vómitos

Intolerancia a la lactosa
La intolerancia a la lactosa es la dificultad para digerir la lactosa, que es el azúcar que se encuentra en la leche y en los productos lácteos. El intestino delgado necesita la enzima lactasa para poder descomponer la lactosa durante la digestión. Cuando se come o se bebe algo que contiene lactosa y no hay suficiente enzima lactasa, aparece el malestar. Además, puede provocar:
◦ Cólico o dolor abdominal, la zona entre el pecho y las caderas
◦ Hinchazón o distensión en el abdomen
◦ Gases
◦ Diarrea
◦ Náuseas

Hernia de hiato
El diafragma tiene un pequeño orificio (hiato) a través del cual pasa el esófago para unirse al estómago. Una hernia de hiato se produce cuando parte del estómago empuja hacia arriba a través del diafragma para pasar por este orificio. La mayoría de las hernias de hiato no generan signos ni síntomas. No obstante, las hernias de hiato más grandes pueden ocasionar los siguientes síntomas:
◦ Ardor de estómago
◦ Flatulencias
◦ Dificultad para tragar
◦ Dolor abdominal o en el pecho
◦ Sensación de saciedad excesiva después de comer
◦ Vómitos con sangre o heces oscuras, que pueden indicar sangrado gastrointestinal

Cáncer de estómago
El cáncer de estómago ocurre cuando se forman células malignas o cancerosas en el revestimiento del estómago. La edad avanzada, la ingesta abundante alimentos salados, ahumados o encurtidos, la herencia genética y las enfermedades del estómago (inflamación o infección de Helicobacter pylori) aumentan el riesgo de padecer de cáncer de estómago. La indigestión y la molestia estomacal pueden ser síntomas de una etapa temprana del cáncer, pero en los casos avanzados, aparecen signos determinantes:
◦ Sangre en las heces
◦ Vómitos
◦ Pérdida de peso inexplicable
◦ Ictericia o dificultades para tragar