fbpx

Vilardell Digest

Esófago

El esófago es un tubo muscular de aproximadamente unos 25 centímetros que se extiende desde la faringe hasta el estómago. Los alimentos se empujan a través del esófago mediante una serie de contracciones llamadas peristaltismo.

Justo antes de la apertura al estómago se encuentra un músculo importante en forma de anillo llamado esfínter esofágico inferior. Este esfínter es como una puerta: se abre para permitir que el alimento pase al estómago y se cierra para mantenerlo allí.

Si sufres habitualmente de reflujo, que causa acidez estomacal y regurgitación (sensación de que la comida vuelve a subir), puede ser porque tu esfínter esofágico interior no funciona correctamente.

Esofagitis
La esofagitis es una inflamación que puede dañar los tejidos del esófago. La esofagitis puede ser causada porque los ácidos del estómago hagan reflujo al esófago, por infección, por medicamentos tomados vía oral, y por alergias. Los signos y síntomas comunes de la esofagitis incluyen:
◦ Dificultad para tragar
◦ Dolor al tragar
◦ Dolor en el pecho, especialmente detrás del esternón, que se presenta al comer
◦ Comida tragada que se atasca en el esófago
◦ Acidez
◦ Regurgitación ácida

Reflujo Gastroesofágico
El reflujo gastroesofágico se produce cuando el contenido del estómago circula de regreso al esófago. También se conoce como reflujo ácido o regurgitación ácida, ya que los jugos digestivos del estómago contienen ácido. Por eso, cuando este ácido estomacal toca el revestimiento del esófago puede causar acidez. En condiciones habituales no tiene consecuencias clínicas.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
La ERGE se produce cuando el esfínter esofágico inferior, el músculo que actúa como la válvula entre el esófago y el estómago, se debilita o se relaja cuando no debería. Esto hace que el contenido del estómago viaje hasta el esófago, desencadenando acidez estomacal. La regurgitación esofágica suele producirse durante las comidas o inmediatamente después de ellas. El síntoma principal es la acidez frecuente, pero existen otros síntomas comunes:
◦ Tos seca y crónica
◦ Sibilancia
◦ Asma y neumonía recurrente
◦ Náuseas o vómitos
◦ Dolor de garganta, ronquera o laringitis (inflamación e irritación de la laringe)
◦ Dificultad o dolor al tragar
◦ Dolor en el tórax o en la parte superior del abdomen
◦ Erosión dental o mal aliento