fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > Menú completo, saludable y fácil para Navidad
4 diciembre
Menú completo, saludable y fácil para Navidad

Compartir:

En los últimos años se ha puesto muy de moda el movimiento real food, una nueva forma de ver la alimentación con comida real y, por tanto, sin tantos procesados o ultra procesados. Si eres un real fooder y quieres celebrar la Navidad manteniéndote en forma, sin descuidar tu menú semanal saludable, quédate con nosotros. Te proponemos unos consejos para que puedas preparar deliciosas recetas de comida saludable sin dejar de disfrutar del placer de comer. De esta manera, te organizarás de manera distinta a lo que llevas haciendo año tras año en la comida de Navidad, la cena de Nochevieja o la comida de Año Nuevo.

Quizás a estas alturas tengas la nevera llena de productos que llevas cocinando desde siempre para estas fechas o la despensa llena de los productos de la cesta de Navidad. Pues bien, que no cunda el pánico, porque seguro que vas a poder usar todo lo que ya tienes de una manera mucho más creativa. Solo tienes que usar la imaginación para crear las recetas de cocina más sanas y divertidas.

Entrantes y aperitivos:

Apuesta por la verdura y el marisco para preparar tus aperitivos navideños. Existen diferentes opciones, como preparar recetas con hojaldre, muy versátiles y deliciosas a partir de verduras, crudas o asadas, queso light… También puedes decantarte por unos pinchos de pulpo, frutas o verduras caramelizadas con trocitos de pescado, tostadas o verduras crudas para acompañar el hummus o una ensalada de tomate y aguacate servida con un buen aliño… Son platos saludables, sencillos de preparar y fáciles de adaptar con otros alimentos a modo de acompañamiento.

Primeros platos:

Decántate por platos deliciosos, llenos de color y fáciles de hacer. Algunas opciones pueden ser las cremas o consomés, como por ejemplo, una crema de calabaza asada, zanahoria y patata con picatostes o huevo como decoración; un pastel de patata relleno de atún, huevo, gambas, pimientos y olivas y, por supuesto, uno de los platos estrella de la Navidad: el cóctel de gambas o marisco con una salsa rosa o de yogur casera.

Segundos platos:

El pescado acompañado de verduras al horno o el pollo a la naranja, por ejemplo, pueden ser buenas opciones si quieres mantener tus hábitos saludables de alimentación. Además te deleitarás con ellos por su jugosidad y sabor.

Postres:

Los postres son el gran pecado de estas fecºhas, ya que en muchas ocasiones rompen completamente con nuestra rutina saludable pasando factura a nuestro sistema digestivo. Pero hay opciones más saludables para que puedas preparar esta Navidad sin haber de pasar por la ingesta de gran cantidad de azúcares. Decántate por las brochetas de frutas (pueden ir recubiertas con chocolate de + 85%) o un brownie con dátiles casero saludable y delicioso.

Trata de no obsesionarte y cocina aquello con lo que te sientas más cómoda. Como dice el refrán, “una vez al año no hace daño” y si después lo compensas con otros días sin excesos y ejercicio tanto interior como exterior, mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *