fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Todo lo que debes saber antes de tomar un laxante
Todo lo que debes saber antes de tomar un laxante
2 mayo
Todo lo que debes saber antes de tomar un laxante

Compartir:

Los laxantes pueden ayudarte a ir al baño cuando tienes problemas de estreñimiento ocasional. Por lo general, deben reservarse para cuando no resultan suficientes las modificaciones en la dieta, como el aumento del consumo de fibra, y el estilo de vida, como el ejercicio físico.

Los laxantes actúan de diferentes maneras, pero normalmente implican al menos una de las siguientes acciones: aumentar la cantidad de agua en las heces para ablandarlas; o acelerar el recorrido de las heces por el intestino estimulando los músculos intestinales.

En esta entrada te explicamos cuándo podrías necesitar tomar un laxante.

Tipos de laxantes para el estreñimiento

Los laxantes pueden ser remedios útiles y temporales para acabar con el estreñimiento ocasional, que puede estar causado por un sinfín de factores.

Mientras que algunos tipos de estreñimiento están asociados a una enfermedad metabólica, como la diabetes, o a medicamentos, como los antidepresivos, a veces simplemente están causados por una dieta carente de fibra o por la escasa ingesta de líquidos.

Existen varios tipos principales de laxantes, cada uno de los cuales actúa de forma diferente:

  • Laxantes formadores de masa. Estos laxantes, a menudo en forma de polvo que debe mezclarse con agua, utilizan la fibra como agente de volumen. Absorben agua y aumentan el volumen fecal, reblandeciendo las heces y facilitando su evacuación. Este tipo de laxantes tarda varios días en hacer efecto, pero pueden ser una buena opción para aquellas personas con estreñimiento crónico o para aquellas con estreñimiento ocasional que quieran un aporte extra de fibra.
  • Laxantes lubricantes. Estos laxantes contienen un emoliente, como el aceite mineral, que ayuda a que las heces pasen más rápidamente.
  • Laxantes osmóticos. Retienen fluidos en el intestino, por ósmosis o modificando la distribución de agua en las heces, con el objetivo de que estas sean más blandas y fáciles de evacuar. Pueden tardar hasta tres días en hacer efecto y deben administrase con una cantidad adecuada de agua. Los Supositorios de Glicerina Vilardell son laxantes osmóticos que se administran por vía rectal y cuyo principio activo es el glicerol. El efecto laxante se consigue por la capacidad de este compuesto para ablandar las heces que, junto a una ligera acción irritante local, consigue estimular los movimientos del intestino. La acción del glicerol tarda entre 15 y 30 minutos en desarrollarse.
  • Laxantes estimulantes. Estimulan las paredes del intestino para que se contraiga y expulse las heces. Por vía oral ejercen su efecto en 6-12 horas, mientras que por vía rectal su acción se manifiesta en 20-60 minutos. Vilardell Digest Bilax es una solución natural para el estreñimiento ocasional en comprimidos bicapa de doble acción. Contiene una capa laxante que favorece un buen tránsito intestinal y otra de fibra con efecto prebiótico para ayudar a cuidarse por dentro a corto y largo plazo. Este laxante estimulante actúa de la noche a la mañana.
  • Productos sanitarios laxantes para el peristaltismo intestinal. Aumentan el peristaltismo intestinal facilitando la evacuación. Normalmente están constituidos por miel y otras sustancias de origen natural que proporcionan además una acción protectora y emoliente de la mucosa intestinal. Vilardell Digest Melax es un laxante para el estreñimiento ocasional en formato de microenema que libera el intestino sin causar irritación gracias a su fórmula única con ácido hialurónico y miel. El glicerol presente en Vilardell Digest Melax desarrolla su efecto a los 15-30 minutos.

¿Cuándo se debe utilizar un laxante?

La frecuencia de defecación de cada persona es distinta. Algunas personas van al baño hasta 3 veces al día, mientras que otras lo hacen 3 veces a la semana, y todo lo que esté dentro de este rango puede ser normal. Sin embargo, si el número de veces que vas al baño es menor de tres veces por semana, es posible que tengas estreñimiento.

El estreñimiento es ocasional cuando se presenta puntualmente por causas transitorias como modificaciones en la dieta, encamamiento, periodos de mayor sedentarismo o por el consumo de fármacos.

Estos son los síntomas que indican que estás sufriendo estreñimiento ocasional:

  • Defecación infrecuente (menos de 3 veces a la semana) o con esfuerzo.
  • Heces escasas y duras.
  • Dificultad o dolor al defecar.
  • Sensación de evacuación incompleta.

Cuando el estreñimiento dura más de tres meses, se habla de estreñimiento crónico. 

Las recomendaciones higiénico-dietéticas son las primeras medidas que se deben adoptar para prevenir y tratar el estreñimiento. Entre ellas se encuentran beber más agua, aumentar el consumo de fibra, hacer ejercicio con regularidad y tomar probióticos con estudios que demuestran que son efectivos para el estreñimiento.

Si estas medidas no son suficientes para acabar con el estreñimiento, probablemente necesites usar un laxante.

Hábitos saludables contra el estreñimiento

Los laxantes sólo deben utilizarse para aliviar el estreñimiento a corto plazo.

Si se experimenta un estreñimiento frecuente, los cambios en la dieta pueden ayudar a prevenirlo. Una dieta rica en fibra, la ingesta de líquidos y el ejercicio diario son importantes para prevenir el estreñimiento.

Algunos ejemplos de alimentos ricos en fibra son los panes y cereales integrales, el salvado, la avena, las frutas y las verduras.

Beber de ocho a diez vasos de agua al día puede ayudar a prevenir el estreñimiento. El ejercicio diario, como caminar durante 30 minutos, también puede ayudar.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.