fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Cómo montar tu propio huerto con plantas para cultivar la salud digestiva
Huerto urbano saludable
19 mayo
Cómo montar tu propio huerto con plantas para cultivar la salud digestiva

Compartir:

Seguro que alguna vez has oído hablar de los huertos urbanos, pero, ¿alguna vez te has planteado construir tu propio huerto urbano con plantas que te ayuden a cultivar tu salud digestiva?

Si tienes la suerte de tener un jardín o terraza, seguramente ya hayas instalado algunas plantas o te hayas planteado hacerlo. Lo cierto es que las plantas dan otra vida a los espacios, pero además pueden servirte como ingredientes para tus platos saludables. Sin embargo, si vives en un piso y no tienes tanto espacio, tampoco hay ningún problema, ya actualmente existen muchas opciones para cultivar pequeños huertos urbanos dentro de casa.

¿Has escuchado la frase “somos lo que comemos”? Estamos acostumbrados a las opciones de ingredientes o comidas más rápidas y cómodas, pero lo cierto es que la alimentación es el pilar básico para una buena salud digestiva y un bienestar global. ¡Y es aquí cuando un huerto urbano puede ayudarnos! Podemos producir nosotros mismos alimentos de calidad, frescos y de proximidad.

Qué es un huerto urbano y cuáles son sus beneficios

Un huerto urbano es una forma de plantar y recolectar alimentos vegetales, plantas aromáticas, plantas medicinales… en un espacio reducido de la ciudad. Puedes instalar tu huerto urbano en balcones y terrazas y puede estar cubierto o no, pero es una adaptación a pequeña escala de los huertos que podemos encontrar en el campo.

Su popularidad está relacionada con la sostenibilidad y con movimientos como el slow food. Es decir, volver a los orígenes cultivando nuestros propios alimentos frescos, respetando sus procesos de crecimiento y la propia naturaleza de las plantas. De esta forma, obtenemos todos sus nutrientes y mejoramos nuestra alimentación y salud.

Los beneficios que nos aporta son:

  1. Producimos nuestros propios alimentos en sus procesos naturales de crecimiento.
  2. Comemos alimentos más sanos, sin conservantes, pesticidas… y que conservan todos los nutrientes.
  3. Contribuimos a una producción ecológica.
  4. Volvemos a los orígenes de la naturaleza, mediante el redescubrimiento de los ciclos de las plantas y sus propiedades.
  5. Mejoramos el estrés, ya que se ha demostrado que el cuidado de las plantas puede contribuir a mejorar la ansiedad.

Cultivar tu salud digestiva a través de las plantas

Las digestiones pesadas, la hinchazón o los gases son algunas posibles consecuencias de no seguir unos buenos hábitos alimentarios, pero también puede deberse los cambios, como la astenia primaveral, a sufrir altibajos emocionales o al estrés,  a un desequilibrio de nuestra microbiota, a ingerir ciertos medicamentos…

El aparato digestivo es una de las partes del cuerpo más sensible a las emociones y a los cambios de rutina, de estación… Por ello, muchas personas sufren estreñimiento, diarrea, molestias digestivas o síntomas asociados a la pesadez de estómago. ¿Te pasa o te ha pasado en alguna ocasión?

Si la respuesta es que sí, es importante saber que existen variedad de plantas medicinales que, junto a buenas pautas higiénico-dietéticas, han demostrado aliviar las molestias digestivas, como hinchazón, gases, dolor abdominal, estreñimiento…

En cualquier caso, es importante que, si los síntomas persisten o empeoran, busques el consejo de un profesional.

A continuación, te dejamos 8 plantas medicinales que puedes cultivar salud digestiva dentro de tu huerto urbano y que pueden ayudarte con los síntomas digestivos más frecuentes.

8 plantas para aliviar los problemas digestivos

Si te interesa el mundo del propio cultivo, te puedes preguntar qué sembrar en un tu mini huerto urbano.

La terapia con plantas medicinales es una alternativa a los medicamentos, que puede utilizarse de forma conjunta con los mismos en una gran cantidad de patologías crónicas o bien como único tratamiento para síntomas leves del aparato digestivo, como estreñimiento, dispepsias, etc.

Aun así, debemos tener en cuenta que no son inocuas y que pueden presentar interacciones con otros tratamientos o medicamentos, por lo que siempre es importante advertir al médico o farmacéutico sobre ello.

1- Manzanilla (Chamaemelum nobile)

La manzanilla, también llamada camomila, es una de las flores más conocidas para tratar los problemas digestivos. Puedes preparar una infusión de hojas y flores de manzanilla para tratar diversos síntomas, como la indigestión o las náuseas. Esta planta destaca por su actividad en el proceso digestivo: aumenta la producción de jugos gastrointestinales, ayudando a digerir los alimentos. Además, ejerce un efecto protector y relajante.

Manzanilla

2- Hinojo (Foeniculum vulgare Mill.)

El hinojo destaca por su capacidad para favorecer la eliminación de gases. También aumenta la producción de los jugos gastrointestinales, con lo que estimula la digestión, y tiene efecto antiespasmódico.

3- Diente de león (Taraxacum dens leonis Dest.)

Las raíces del diente de león son ricas en inulina (efecto prebiótico). Mejora la digestión gracias a que aumenta la secreción de la bilis. Además, posee una acción laxante, por lo que también está indicada para el estreñimiento.

4- Menta (Mentha piperita L.)

Las hojas de menta ayudan a la producción de los jugos biliares, aliviando digestiones pesadas y reduciendo la hinchazón abdominal.

5- Anís (Pimpinella anisum)

El anís es una de las plantas medicinales más recomendadas para cuidar nuestra salud digestiva, puede tomarse para problemas relacionados con la indigestión o espasmos gastrointestinales.

6- Cáscara sagrada(Rhamnus purshianaC.)

La corteza de este árbol contiene antraquinónicos y derivados hidroxiantracénicos, a los que se debe su efecto laxante.

La cáscara sagrada estimula la motilidad intestinal y aumenta la secreción intestinal de agua, electrolitos y proteínas, consiguiendo una evacuación más fácil.

Está indicada cuando se precisa una defecación fácil (hemorroides, fisuras anales, etc.) y en el tratamiento del estreñimiento ocasional (debido a cambios de hábito alimentario, viajes, etc.).

7- Frángula(Rhamnus frangula L.)

Los principios activos de la corteza de frángula son derivados hidroxiantracénicos y heterósidos de antraquinonas. Además de acción laxante, tiene propiedades colagogas, es decir, facilita la secreción de bilis. El efecto laxante es debido a que los principios activos de la frángula hacen aumentar la hidratación de las heces y estimulan el peristaltismo intestinal.

La frángula no facilita la reeducación intestinal, por lo que sólo está indicada para un tratamiento corto del estreñimiento ocasional.

8- Áloe vera (Aloe vera L.) 

El aloe vera posee propiedades hidratantes y emolientes. Ayuda a la salud del tracto gastrointestinal y promueve la función intestinal, mejorando el tiempo del tránsito.

¿Por dónde empiezo a montar mi huerto urbano?

Macetas para el huerto urbano

Puedes utilizar maceteros ya fabricados, comprándolos directamente en un vivero o tienda especializada. Depende de las necesidades que tengas de cultivo y de espacio, podrás encontrarlos verticales u horizontales y de una altura u otra.

Si no quieres comprarlo, puedes utilizar cajas de frutas que tengan agujeros para el drenaje del agua. Pon una bolsa de basura encima de esta caja haciendo unos agujeros e introduce el sustrato dentro.

El sustrato para huertos urbanos

El sustrato proporciona a las plantas unas buenas condiciones de crecimiento y drenaje del agua que utilizamos para regarlas, por lo que es imprescindible. Por ello, no utilices cualquier sustrato, piensa que te vas a comer los alimentos que ahí crezcan. No es una gran inversión y además los podrás reutilizar.  Puedes optar por sustratos ecológicos o fibra de coco.

Es importante rellanarlo de forma periódica, ya que con el tiempo irás recolectando las plantas e irá perdiendo cantidad y nutrientes.

También puedes utilizar perlita, una roca volcánica que se hincha al ser expuesta al calor, transformándose en unas bolas blancas. Sirve para incrementar la aireación del sustrato y que se reparta el agua del riego.

huerto urbano

Cómo regar las plantas del huerto urbano

Cuando elijas una variedad de planta, debes tener en cuenta tanto la luz como el riego. Mientras estás cultivando las plantas, para no mover las semillas, es mejor pulverizar el agua.

Una vez la planta ha crecido, puedes regarla diariamente o instalar un sistema de riego por goteo.

Como te comentamos, la frecuencia de riego depende de varios factores, como el clima y la zona de exposición.

Bibliografía

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.