fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > Hábitos saludables para cuidar tu salud digestiva en verano
Hábitos saludables para cuidar tu salud digestiva en verano
10 junio
Hábitos saludables para cuidar tu salud digestiva en verano

Compartir:

Llega el verano y es normal descuidar un poco nuestra dieta, ingiriendo alimentos más azucarados, como refrescos, o comiendo fuera de nuestros horarios habituales.

La salud intestinal está vinculada a diferentes condiciones médicas. Cuando el intestino no está sano, puede afectar a la salud mental, al peso y puede dar lugar a otros trastornos digestivos; por eso es importante mantener el intestino sano y feliz, incluso también en verano.

Recuerda que tu cuerpo está lleno de bacterias, virus y hongos, conocidos colectivamente como microbiota. Mientras que algunas bacterias pueden afectar negativamente a tu salud, otras son extremadamente esenciales para tu sistema inmunitario, tu peso y muchos otros aspectos de la salud. Por este motivo, aquí tienes una serie de hábitos saludables para cuidar tu salud digestiva en verano.

Comer más verduras y frutas

Las verduras aportan nutrientes esenciales a nuestro organismo y ayudan a mantener la salud en general. También aportan fibra para mantener el intestino sano y ayudan a que los sistemas de nuestro cuerpo funcionen con mayor eficacia.

Controla tu vitamina D

Se sabe que la vitamina D puede desempeñar un papel clave en la comunicación entre tu cuerpo y tu microbiota; por lo tanto, es importante asegurarse de que tu cuerpo está repleto de suficiente vitamina D.

Algunas fuentes de vitamina D son los productos lácteos, el pescado y las setas. La luz del sol es la mayor fuente de vitamina D.

Bebe mucha agua

Asegúrate de beber suficiente agua a lo largo del día para mantener tu intestino en funcionamiento. El agua puede eliminar las toxinas de tu intestino y estimular el proceso digestivo.

Elimina el azúcar de tu dieta

El mayor enemigo de tu intestino es el azúcar; los azúcares procesados pueden ser muy perjudiciales para tu intestino y el proceso digestivo en general. Las alternativas naturales como la miel y las frutas frescas son más saludables.

Incluye productos prebióticos en tu dieta

Los prebióticos son ingredientes alimentarios basados en carbohidratos no digeribles, que ayudan a estimular el crecimiento de bacterias beneficiosas en el tracto gastrointestinal.

Algunas de las fuentes naturales de prebióticos son el ajo, la cebolla, los espárragos y los puerros. Ayudan al intestino a absorber el magnesio, la vitamina D y el calcio.

Haz 30 minutos de ejercicio diario

Cuando el sol no esté tan fuerte, intenta hacer un poco de ejercicio para ayudar a la digestión. Salir a caminar después de cada comida es una práctica muy recomendada, sobre todo por la noche antes de ir a dormir.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *