fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > ¿El calor puede producir diarrea? Una realidad prevenible
Diarrea y calor
18 julio
¿El calor puede producir diarrea? Una realidad prevenible

Compartir:

Todos tenemos claro que, en verano, las altas temperaturas pueden dañar nuestra piel y debemos moderar nuestra exposición al sol. Sin embargo, el calor también puede afectar a nuestro sistema digestivo a causa de la insolación o las infecciones gastrointestinales, con problemas comunes en esta época del año como la diarrea de verano.

En esta entrada te explicamos qué problemas de salud pueden traer las altas temperaturas si no nos cuidamos.

Diarrea por calor

La OMS establece que existe diarrea cuando hay tres o más deposiciones en 24 horas. Los casos de diarrea suelen aumentar en la temporada de verano por varios motivos.

Los cambios de temperatura incrementan la aparición de virus, bacterias y parásitos en el ambiente, lo que puede causar diversas infecciones gastrointestinales que conllevan diarrea.

Según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, los tres tipos de infecciones que causan la diarrea de verano son:

  • Infecciones víricas. Virus como el norovirus y el rotavirus causan diarrea.
  • Infecciones bacterianas. Varios tipos de bacterias pueden entrar al cuerpo a través de agua o alimentos contaminados y causar diarrea. Las bacterias comunes que la causan son Campylobacter, Escherichia coli (E. coli), Salmonella y Shigella.
  • Infecciones parasitarias. Los parásitos pueden entrar en el tracto digestivo a través de los alimentos o el agua. Los parásitos que causan diarrea incluyen Criptosporidio, Entamoeba histolytica y Giardia lamblia.

Por este motivo, hay que vigilar especialmente en verano las condiciones a las que sometemos a los alimentos, ya que pueden ser una vía de transmisión de estos microorganismos patógenos. La contaminación de los alimentos se puede producir durante su procesamiento, transporte o preparación.

Además, las altas temperaturas también pueden provocar que las bacterias dañinas de nuestro intestino se expandan. Esto puede desencadenar o empeorar síntomas como la diarrea por golpe de calor y la hinchazón.

Tres remedios eficaces contra la diarrea

1- Hidratación

El principal riesgo de la diarrea es la deshidratación, que puede reconocerse por los siguientes signos: sequedad de piel y mucosas (boca seca, ojos hundidos), intranquilidad e irritabilidad, diuresis escasa y orina concentrada (muy oscura). Por ello, la hidratación es muy importante cuando se tiene diarrea y se recomienda beber mucha agua con frecuencia a lo largo del día.

En la farmacia, también se dispone de numerosos preparados comerciales de solución de rehidratación oral (SRO). Se desaconseja utilizar preparaciones caseras, así como bebidas energéticas, zumos o refrescos, ya que su contenido en azúcares es excesivo y su osmolaridad no es la adecuada.

2- Alimentos que debes evitar si tienes diarrea

En las primeras 24-48 horas tras el inicio de la diarrea, la dieta debe ser líquida y deben evitarse alimentos grasos, leche, frituras, alimentos ricos en fibra (verduras, frutas, legumbres) y bebidas estimulantes o con gas. Además, se aconseja huir de los zumos de fruta de preparación industrial.

El doctor Alberto Martí Bosch, de Sensity Centro Médico, comparte algunos alimentos que nos pueden ayudar a frenar la diarrea:

3- Probióticos

Los probióticos son fuentes de bacterias «buenas» que actúan en el tracto intestinal para crear un entorno intestinal saludable.

Son esencialmente microorganismos vivos presentes en ciertos alimentos, incluyendo:

  • Kéfir.
  • Kimchi.
  • Kombucha.
  • Chucrut.
  • Miso.
  • Pan de masa madre.
  • Tempeh.
  • Yogur.

El consumo de alimentos probióticos puede ayudar a equilibrar la microbiota. Sin embargo, su eficacia no está demostrada en la prevención y el tratamiento de afecciones concretas, como el estreñimiento o la diarrea. En estos casos, es aconsejable optar por suplementos con cepas probióticas.

Probióticos para la diarrea

Algunas cepas de probióticos actúan reduciendo la gravedad y la duración de la diarrea infecciosa aguda.

Vilardell Digest Probisec contiene cepas de probióticos que provienen de dos especies de lactobacilos: Lactobacillus acidophilus (BIFOLAC®5) y Lactobacillus rhamnosus (BIFOLAC®PB01), y una especie de bifidobacterias: Bifidobacterium animalis spp Lactis (BIFOLAC®12).

Estudios realizados con estas cepas han demostrado que reducen significativamente la duración de la diarrea, así como su severidad. Además, la presencia de Zinc contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario.

Estos probióticos tienen una presentación en formato stick con la tecnología Fast Melt de rápida disolución en la lengua sin necesidad de tomar agua.

¿Cómo afecta la insolación a nuestro cuerpo?

En verano, además de las infecciones gastrointestinales, la insolación también puede desencadenar problemas digestivos. La insolación o golpe de calor es el estado más extremo de una enfermedad relacionada con el calor. Se considera una afección que provoca un sobrecalentamiento del cuerpo, debido a una exposición prolongada o a una actividad física extrema a temperaturas elevadas.

Durante la insolación, el cuerpo no consigue mantener su temperatura normal, lo que significa que la temperatura del cuerpo aumenta muy rápidamente, el proceso de sudoración falla y el cuerpo no es capaz de enfriarse.

La diarrea por golpe de calor es uno de los síntomas más frecuentes de la insolación, pero esta puede acarrear otros problemas para la salud.

Peligros de la insolación para el organismo

Las complicaciones más comunes que este fenómeno puede conllevar para nuestra salud son:

  • Dolor de cabeza.
  • Mareos y vómitos.
  • Diarreas.

Sin embargo, también pueden aparecer otros problemas como:

  • Síndrome de dificultad respiratoria aguda.
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia hepática.
  • Trastornos del metabolismo.
  • Neuropatía (lesiones nerviosas).
  • Problemas circulatorios.

La insolación requiere atención médica de urgencia. Es una condición de salud grave, porque, si se ignora, puede llevar al coma e incluso a la muerte.

Cómo prevenir los golpes de calor

Los bebés, los niños, los ancianos y las personas enfermas o con cardiopatías son delicados e hipersensibles al calor y requieren una atención extra. Asimismo, las personas que realizan trabajos al aire libre también corren un mayor riesgo de sufrir un golpe de calor y una insolación.

Es posible prevenir los síntomas relacionados a los golpes de calor si tomamos estas precauciones:

  • Evitar salir de casa en las horas de más calor (entre las 12.00 y las 17.00 horas).
  • Llevar ropa de colores claros, ligera y holgada.
  • Cubrirse la cabeza con una gorra o sombrero.
  • Utilizar una crema solar con un factor de protección solar (FPS) elevado.
  • Evitar la deshidratación ingiriendo mucha agua a lo largo del día.
  • Reducir el consumo de cafeína o alcohol.
  • Evitar la actividad física en las horas más calurosas.

Bibliografía

Frequently Asked Questions (FAQ) About Extreme Heat | Natural Disasters and Severe Weather | CDC. (s. f.). NCEH’s Health. Recuperado de: https://www.cdc.gov/disasters/extremeheat/faq.html

Harvard Health. (2022, 7 abril). Is something in your diet causing diarrhea? Recuperado de: https://www.health.harvard.edu/diseases-and-conditions/is-something-in-your-diet-causing-diarrhea

Kelesidis, T. (2012, 5 marzo). Efficacy and safety of the probiotic Saccharomyces boulardii for the prevention and therapy of gastrointestinal disorders. National Library of Medicine. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3296087/

Mayo Clinic. (2021, 18 agosto). Diarrhea – Symptoms and causes. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/diarrhea/symptoms-causes/syc-20352241

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.