fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > ¿Reflujo y acidez estomacal? Aquí tienes 8 consejos para combatirlos
Reflujo y acidez estomacal
6 octubre
¿Reflujo y acidez estomacal? Aquí tienes 8 consejos para combatirlos

Compartir:

El reflujo gastroesofágico, también conocido como acidez estomacal, es uno de los problemas digestivos más comunes. Se trata de una sensación de ardor que puede venir acompañada de otros síntomas como náuseas, tos, mal aliento o dolor de garganta.

El motivo por el que se produce el reflujo gastroesofágico es que el paso del esófago al estómago, conocido como cardias, queda mal cerrado y deja que pase contenido gástrico. Eso permite que el contenido del estómago regrese, o haga reflujo, hacia el esófago y lo irrite.

Los casos ocasionales o leves de reflujo ácido pueden prevenirse adoptando algunos cambios en tus hábitos alimenticios. Aquí tienes 8 consejos para combatir el reflujo y la acidez estomacal:

  • Evita ciertos alimentos: hay algunos alimentos que son más propensos que otros a desencadenar el reflujo, como pueden ser aquellos con menta, alimentos grasos, alimentos picantes, tomates, cebollas, ajo, café, té, chocolate y alcohol. Si comes cualquiera de estos alimentos regularmente, puedes intentar eliminarlos para ver si al hacerlo controlas tu reflujo, y luego intentar agregarlos de nuevo uno por uno.
  • Reduce el consumo de bebidas gaseosas: te harán eructar, lo que envía ácido al esófago.
  • Mantente despierto después de comer: cuando estás de pie, e incluso sentado, la gravedad por sí sola ayuda a mantener el ácido en el estómago. Intenta acabar tus comidas tres horas antes de irte a la cama, evitando las siestas después de comer, las cenas tardías y picar algo a la medianoche.
  • Reduce el ritmo después de cada comida: evita el ejercicio intenso durante un par de horas después de comer. Un paseo después de la cena está bien, pero un entrenamiento más intenso, especialmente si implica agacharse, puede enviar ácido al esófago.
  • En algunos casos, perder peso puede ser la solución: el aumento de peso extiende la estructura muscular que soporta el esfínter esofágico inferior, disminuyendo la presión que mantiene el esfínter cerrado. Esto lleva al reflujo y a la acidez estomacal.
  • Si eres fumador, intenta dejarlo: la nicotina puede relajar el esfínter esofágico inferior, aumentando el riesgo de padecer reflujo y acidez estomacal.
  • Revisa tus medicamentos: algunos medicamentos comunes, como los analgésicos antiinflamatorios, pueden relajar el esfínter o irritar el esófago, convirtiéndose en la causa de muchos de nuestros problemas digestivos.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *