fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > ¿Cuál es la manera correcta de congelar y descongelar alimentos?
Congelar y descongelar alimentos
30 julio
¿Cuál es la manera correcta de congelar y descongelar alimentos?

Compartir:

Muchas veces cocinamos de más, ya sea por un mal cálculo o para tener comida guardada, lo que nos obliga a congelar alimentos. Por este motivo, hoy te traemos una serie de recomendaciones para evitar que éstos pierdan sus propiedades en el proceso de congelamiento y descongelamiento.

Consejos para congelar alimentos:

  • Primero de todo, cuida la higiene de tu congelador. Debe estar cuidado, limpio y sin hielo en la puerta, porque esta capa de hielo deja entrar calor y genera descongelaciones parciales, cristalizaciones y permite a los microorganismos penetrar en tu comida almacenada.
  • Esperar que los platos estén fríos, nunca congelar algo caliente. Poner comida caliente en el congelador supone que se produzca una subida rápida de la temperatura del interior y, en consecuencia, un aumento del riesgo de contaminación del resto de alimentos.
  • Congela la ración que vayas a comer. Esto te permitirá descongelar por raciones y no la totalidad de la comida para sólo coger el trozo que tú vayas a poner, entrando en peligro de volver a congelar algo que ya se estaba descongelando, una práctica que no se recomienda en ningún caso. Congela en pequeñas porciones y en contenedores adecuados.
  • Destina cajones a cada tipo de alimento. De esta manera, evitarás meter, por ejemplo, el pescado congelado en el cajón de los postres, lo que puede generar una transmisión de sabores para nada agradable.

Consejos para descongelar alimentos:

  • Hazlo dentro de la nevera. El ideal es que la descongelación se realice a temperaturas de refrigeración para evitar el desarrollo microbiano.
  • Consume ese mismo día. Si congelamos adecuadamente un plato, conservará las vitaminas y minerales propios. Pero para no perder propiedades, es importante consumirlo tras la descongelación lo antes posible.
  • Nunca recongeles. Una vez descongelado algo, volver a congelarlo es un riesgo, no solo porque en el proceso ha ido perdiendo densidad nutricional, sino porque su carga bacteriana puede ser mayor.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *