fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > ¿Cómo pueden ayudar los alimentos fermentados a tu flora intestinal?
Cómo pueden ayudar los alimentos fermentados a tu flora intestinal
25 enero
¿Cómo pueden ayudar los alimentos fermentados a tu flora intestinal?

Compartir:

Un alimento o bebida fermentada es un alimento transformado a través del crecimiento controlado de microorganismos, como bacterias, levadura e incluso ciertos mohos. Los alimentos fermentados pueden dividirse en dos grupos:

  • Los que contienen microbios vivos cuando se consumen: yogur, kéfir, chucrut crudo y kimchi tradicional.
  • Los que no contienen microbios vivos cuando se consumen: pan de masa madre, tempeh, cerveza y vino, e incluso el chocolate.

Y aunque los segundos pueden resultar deliciosos, son los del primer grupo los que debemos tener en cuenta para estimular nuestra salud digestiva. A continuación, te explicamos por qué.

¿Cuáles son los beneficios de consumir alimentos fermentados?

La fermentación no sólo otorga a los productos un sabor único, sino que también puede mejorar su valor nutritivo y su digestibilidad de varias maneras.

El proceso de fermentación produce vitaminas, antioxidantes y moléculas que pueden reducir la presión arterial y la inflamación. De hecho, diversos estudios han demostrado los beneficios del consumo de alimentos fermentados tanto para la salud general como para la intestinal.

Las bacterias del ácido láctico (BAL) se han utilizado durante mucho tiempo para producir alimentos fermentados, como el yogur o el kéfir. Se sabe que estas bacterias mejoran la digestión de la lactosa. Se ha reconocido que algunas BAL tienen propiedades probióticas. Lo que nos lleva a nuestro siguiente apartado.

¿Los alimentos fermentados y los probióticos son lo mismo?

No todos los alimentos fermentados califican como probióticos, y no todos los probióticos toman la forma de alimentos fermentados.

Los alimentos fermentados que contienen probióticos específicos aportan beneficios para la salud, y pueden ayudar a aumentar la diversidad de la microbiota intestinal. En la actualidad, sólo los alimentos lácteos fermentados, como el yogur y algunos kéfir, pueden considerarse probióticos debido a sus beneficios para la salud gastrointestinal.

En definitiva, los alimentos fermentados pueden aportar grandes beneficios a tu salud intestinal. Y la salud intestinal tiene implicaciones positivas para la salud más allá del intestino. Te animamos a incluirlos en tu dieta.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *