fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > Chapuzones peligrosos: El corte de digestión
13 agosto
Chapuzones peligrosos: El corte de digestión

Compartir:

Llega el verano y con él un montón de consejos para cuidarnos adecuadamente: ponerse crema solar antes de salir a la calle, hidratarse constantemente con agua y bebidas frescas, no bañarse hasta dos horas después de haber comido…

¡Exacto! en verano siempre aparece “el corte de digestión”, la pesadilla de muchos niños deseando pegarse un chapuzón después de comer. Pero, ¿qué es exactamente un corte de digestión? ¿existe? ¿es tan peligroso como anuncian?

El “corte de digestión” o hidrocución es un shock termodiferencial que se produce cuando nuestra temperatura corporal es muy distinta al entorno que nos rodea, por ejemplo, cuando nos zambullimos en una piscina de agua fría, tomamos el sol o realizamos mucho ejercicio físico.

¿Y que tiene que ver eso con las dos horas después de comer? Pues que cuando nuestro cuerpo realiza la digestión, requiere de más oxígeno. Si en ese momento nos lanzamos al agua, los vasos sanguíneos se contraen por el frío y por ellos corre menos oxígeno, dejando al cerebro y al corazón poco irrigados. Es ahí, donde se puede producir sensación de mareo, náuseas e incluso la inconsciencia que, estando en una piscina o en el mar, puede ser fatídico.

Así que, en realidad, lo que conocemos como “corte de digestión” poco tiene que ver con la digestión en sí, más bien con todo nuestro organismo. Por eso, te recomendamos que este verano, no hace falta que te esperes a terminar tu digestión para bañarte, pero sí que evites un cambio brusco de temperatura introduciéndote poco a poco en el agua.

¡Felices vacaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *