fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > El secreto de una buena digestión en 7 hábitos
El secreto de una buena digestión en 7 hábitos
29 noviembre
El secreto de una buena digestión en 7 hábitos

Compartir:

Los alimentos que ingieres y el estilo de vida que llevas tienen un impacto directo en tu salud digestiva. Tomar medidas para mejorar estos hábitos puede ayudar a que tu sistema digestivo goce de una buena digestión y a mejorar tu salud general y sensación de bienestar.

¿No sabes por dónde empezar? Intenta incorporar estos hábitos a tu vida diaria.

Consume una dieta rica en fibra

Consumir una dieta alta en fibra que sea rica en granos enteros, verduras, frutas y legumbres puede ayudarte a tener una buena digestión.

Una dieta rica en fibra ayuda a mantener el movimiento de los alimentos a través del tracto digestivo, lo que hace menos probable el estreñimiento. Además, también puede ayudar a prevenir o tratar varias afecciones digestivas, como la diverticulosis, las hemorroides y el síndrome del intestino irritable (SII).

Elige carnes magras

Las proteínas son una parte esencial de una dieta saludable, pero los cortes grasos de carne pueden provocar molestias digestivas.

Cuando comas carne, selecciona cortes magros, como lomo de cerdo y aves sin piel, y limita el tamaño de las porciones, llenando más el plato con cereales integrales ricos en fibra, frutas y verduras.

Incorpora probióticos y prebióticos a tu dieta

Los probióticos son el mismo tipo de bacterias y levaduras saludables presentes de forma natural en tu tracto digestivo.

Ayudan a mantener el cuerpo sano combatiendo los efectos de una dieta pobre, los antibióticos y el estrés. Además, los probióticos pueden mejorar la absorción de nutrientes, pueden ayudar a descomponer la lactosa, fortalecer el sistema inmunológico e incluso ayudar a tratar el SII.

Recomendamos consumir diariamente buenas fuentes de probióticos, como el yogur bajo en grasa o el kéfir. En nuestro blog hablamos sobre los probióticos más adecuados para tu salud digestiva.

Mantente hidratado

Beber mucha agua es bueno para la salud digestiva y para conseguir una buena digestión.

La fibra atrae el agua hacia el colon para crear heces más blandas y voluminosas, lo que permite que pasen más fácilmente.

Haz ejercicio con regularidad

El ejercicio regular ayuda a mantener los alimentos en movimiento a través del sistema digestivo, reduciendo el estreñimiento.

Mantenerse activo también puede ayudarle a mantener un peso saludable, lo que es bueno para su salud digestiva. Intenta incluir el ejercicio regular en tu agenda semanal.

Come siempre en tu horario habitual

Consumir tus comidas y snacks saludables en un horario regular puede ayudar a mantener su sistema digestivo en plena forma.

Intenta sentarte a desayunar, comer, cenar y merendar más o menos a la misma hora cada día.

Controla el estrés

El exceso de estrés o ansiedad puede hacer que el sistema digestivo se ponga en marcha. Busca actividades que reduzcan el estrés que te gusten y practícalas con regularidad para conseguir una buena digestión diaria.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *