fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Beneficios de los complementos alimenticios probióticos
Beneficios de los complementos alimenticios probióticos
13 septiembre
Beneficios de los complementos alimenticios probióticos

Compartir:

Cada vez hay más estudios que demuestran que el equilibrio (eubiosis) y el desequilibrio (disbiosis) del conjunto de bacterias del sistema digestivo, conocido como microbiota intestinal, están relacionados con la salud y la prevención de enfermedades. De hecho, está científicamente demostrado que la microbiota tiene un papel relevante en el diálogo entre el sistema nervioso, el endocrino y el inmunitario que permite el mantenimiento de una buena salud.

En relación con ello, se ha comprobado que los probióticos promueven un equilibrio saludable de las bacterias intestinales y se han relacionado con un amplio abanico de beneficios para la salud. Muchos probióticos se han demostrado eficaces en el control de la sintomatología de muchas enfermedades (sobre todo aquellas relacionadas con el sistema digestivo) y en el control de efectos secundarios de algunos medicamentos.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Vilardell Digest (@vilardelldigest)

Los probióticos se definen, según la FAO y la OMS, como “microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del hospedador”. Estos microorganismos pueden consumirse a través de alimentos fermentados o suplementos alimenticios.

El consumo de alimentos probióticos puede ayudar a equilibrar la microbiota. Sin embargo, hay que saber que su eficacia no está demostrada en la prevención y el tratamiento de afecciones concretas, como el estreñimiento o la diarrea. En estos casos, es aconsejable optar por suplementos con cepas probióticas. Además, es importante que estas cepas cuenten con estudios clínicos que demuestren su efectividad en el tratamiento de dichas afecciones.

Si quieres conocer cómo pueden ayudarte los complementos alimenticios probióticos, sigue leyendo el artículo.

Los probióticos ayudan a equilibrar las bacterias del sistema digestivo

Un desequilibrio en la microbiota intestinal significa que hay demasiadas bacterias malas y pocas buenas. Esto puede ocurrir debido a una enfermedad, el consumo de medicación como los antibióticos, una dieta inadecuada, la baja actividad física, el estrés, etc.

Esta pérdida del equilibrio de las bacterias intestinales altera el diálogo entre la microbiota y el resto de los sistemas (nervioso, endocrino e inmunitario). De este modo, las consecuencias de un desequilibrio en la microbiota intestinal pueden ser problemas digestivos, alergias, problemas de salud mental, obesidad…

Los probióticos tienen la capacidad de restablecer el equilibrio natural de las bacterias intestinales.

Los antibióticos pueden alterar la microbiota

Los probióticos pueden reducir los síntomas de ciertos trastornos digestivos

En muchos artículos y revisiones se han puesto de manifiesto los efectos de los probióticos en la salud del huésped. Estos estudios han documentado el papel de los probióticos en la prevención y mejora de problemas de salud, incluidos trastornos digestivos como la eliminación de Helicobacter, el síndrome del intestino irritable (SII) y la colitis ulcerosa.

Además, numerosos estudios clínicos han demostrado la eficacia de los probióticos para el tratamiento de ciertas enfermedades, como la obesidad, el síndrome de resistencia a la insulina, la diabetes mellitus tipo II (DM2) y la enfermedad del hígado graso no alcohólica (EHGNA).

Por otro lado, existen complementos alimenticios probióticos que pueden ayudar a prevenir y mejorar síntomas tan comunes como la diarrea y el estreñimiento.

Qué probióticos tomar para la diarrea

Algunas cepas de probióticos son ampliamente conocidas por su capacidad para prevenir la diarrea o reducir su gravedad y duración.

En ocasiones, la diarrea puede aparecer como efecto secundario de la toma de antibióticos. Estos medicamentos pueden afectar negativamente al equilibrio de la microbiota intestinal mediante la eliminación de bacterias buenas.

Varios estudios sugieren que el uso de probióticos está asociado a un menor riesgo de diarrea asociada al consumo de antibióticos. De hecho, en un estudio, los investigadores descubrieron que el consumo de probióticos puede reducir la diarrea asociada a los antibióticos hasta en un 42%.

Vilardell Digest Probisec es un complemento probiótico que ayuda a restablecer la flora intestinal. Cuenta con tres cepas de probióticos que provienen de dos especies de Lactobacilos: Lactobacillus acidophilus (BIFOLAC® 5) y Lactobacillus rhamnosus (BIFOLAC® PB01) y una especie de Bifidobacterias: Bifidobacterium animalis spp Lactis (BIFOLAC® 12).

Estudios realizados con estas cepas han demostrado que reducen significativamente la duración de la diarrea, así como su severidad. Así, Vilardell Digest Probisec ayuda a regular el tránsito intestinal acelerado. Además, la presencia de Zinc contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario.

Probióticos contra el estreñimiento

Del mismo modo que en el caso de la diarrea, existen probióticos con estudios científicos que demuestran que ayudan a prevenir y mejorar el estreñimiento. Las cepas más estudiadas pertenecen a los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium.

El complemento alimenticio Vilardell Digest Probilac contiene dos cepas de probióticos que provienen de dos especies de bifidobacterias: Bifidobacterium animalis spp Lactis (BIFOLAC®12) y Bifidobacterium longum (BB536).

Estudios realizados con estas cepas han demostrado que regular el tránsito intestinal, aumentando la frecuencia de defecación y reduciendo las molestias intestinales. Además, la presencia de fructooligosacáridos con efecto prebiótico contribuye al crecimiento y desarrollo de bifidobacterias beneficiosas. De esta manera, es un producto para restablecer la flora intestinal.

Los probióticos refuerzan el sistema inmunitario

Los probióticos pueden ayudar a reforzar el sistema inmunitario e inhibir el crecimiento de bacterias intestinales perjudiciales. Además, se ha demostrado que algunos probióticos favorecen la producción de anticuerpos naturales en el organismo y pueden reforzar las células inmunitarias. 

Dadas sus propiedades inmunomoduladoras, actualmente se evalúa la utilidad de los probióticos en el tratamiento de enfermedades inflamatorias. El consumo de determinados complementos alimenticios probióticos podría tener un efecto positivo en la salud influyendo en la respuesta inmune de las personas en situaciones que pueden alterar el balance de la microbiota intestinal, como el tratamiento con antibióticos, los cambios fisiológicos relacionados con el envejecimiento, las enfermedades gastrointestinales y el estrés.

ADN y bacterias

Diferentes estudios muestran las ventajas de utilizar los probióticos para modular el sistema inmunológico, prevenir infecciones y controlar el proceso inflamatorio. Aun así, los resultados son diversos, por lo que es necesario realizar investigaciones que disminuyan las diferencias que se encuentran en estos estudios con factores como: cepa o especie utilizada, dosis del probiótico, tiempo de suplementación y características de los sujetos estudiados.

Algunos probióticos pueden ayudar a mantener el corazón sano

Los probióticos también pueden ayudar a mantener el corazón sano al reducir el colesterol «malo y regular la presión arterial. 

Algunas bacterias productoras de ácido láctico pueden reducir el colesterol al descomponer la bilis en el intestino. La bilis, un fluido natural compuesto principalmente por colesterol, ayuda a la digestión. Al descomponer la bilis, los probióticos pueden evitar que se reabsorba en el intestino, donde puede entrar en la sangre en forma de colesterol. 

El consumo de algunos complementos alimenticios probióticos también puede reducir la presión arterial. Una revisión de 9 estudios concluyó que los suplementos probióticos pueden reducir ligeramente la presión arterial cuando esta es elevada.   

Bibliografía

Cani, P. (2017, 4 marzo). Human gut microbiome: hopes, threats and promises. BMJ Journals. Recuperado de https://gut.bmj.com/content/67/9/1716

De la Fuente, M. (2022). La microbiota intestinal y los probióticos al envejecer. El Farmacéutico, nº 606, pp. 47-50. Recuperado de: https://www.elfarmaceutico.es/revista/productos-naturales-fitoterapia-complementos-alimenticios_150688_102.html

Helpel, S. (2012). Probiotics for the prevention and treatment of antibiotic-associated diarrhea: a systematic review and meta-analysis. National Library of Medicine. Recuperado 13 de septiembre de 2022, de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22570464/

Manzano, C. (2012, 3 marzo). Efectos clínicos de los probióticos: qué dice la evidencia. Recuperado de https://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-75182012000100010&script=sci_arttext&tlng=pt

Moayyedi, P. (2008, 8 diciembre). The efficacy of probiotics in the treatment of irritable bowel syndrome: a systematic review. National Library of Medicine. Recuperado de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19091823/

Saez-Lara, M. (2015, 22 febrero). The role of probiotic lactic acid bacteria and bifidobacteria in the prevention and treatment of inflammatory bowel disease and other related diseases: a systematic review of randomized human clinical trials. National Library of Medicine. Recuperado de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25793197/

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.