fbpx

Vilardell Digest

Vilardell Digest > Blog > ¿Acidez estomacal? Aquí tienes 5 consejos para reducirla
¿Acidez estomacal? Aquí tienes 5 consejos para reducirla
14 mayo
¿Acidez estomacal? Aquí tienes 5 consejos para reducirla

Compartir:

Los síntomas de la acidez son popularmente conocidos. Un ligero hipo, seguido de una sensación de ardor en el pecho y la garganta.

La acidez estomacal puede ser provocada por los alimentos que ingerimos, especialmente los picantes, grasos o ácidos. O, en ocasiones, tiene relación con la enfermedad de reflujo gastroesofágico, una enfermedad crónica y con muchas causas posibles.

Sea cual sea la causa, la acidez estomacal es incómoda y molesta. Por este motivo, te traemos cinco consejos para prevenirla.

1- Evita la ropa ajustada

El ardor de estómago se produce cuando el contenido del estómago sube al esófago, donde los ácidos estomacales pueden quemar el tejido.

En algunos casos, es posible que los episodios de acidez se deban a que la ropa ajustada comprime el estómago. Si ese es el caso, lo primero que hay que hacer es aflojar el cinturón o cualquier prenda que pueda estar ejerciendo una presión.

2- Mejora tu postura corporal

Tu postura también puede contribuir a la acidez de estómago. Si pasas mucho tiempo sentado o tumbado, intenta ponerte de pie. Si ya está de pie, intenta ponerte más erguido.

Una postura erguida ejerce menos presión sobre el esfínter esofágico inferior (EEI). El esfínter esofágico inferior es un anillo muscular que impide que los ácidos del estómago suban al esófago.

3- Come con moderación y despacio

Cuando el estómago está muy lleno, puede haber más reflujo hacia el esófago.

Para evitarlo, puedes cambiar tu frecuencia entre platos, siempre y cuando se ajuste a tu rutina. En lugar de tres grandes comidas al día, puedes comer cinco más pequeñas y aumentando la frecuencia entre una y otra.

4- Reduce la ingesta de ciertos alimentos

Hay algunos alimentos que tienen más probabilidades que otros de desencadenar el reflujo, como la menta, los alimentos grasos, los picantes, los tomates, las cebollas, el ajo, el café, el té, el chocolate y el alcohol.

Si comes alguno de estos alimentos con regularidad, puedes probar a eliminarlos para ver si así se controla el reflujo, y luego intentar volver a añadirlos uno a uno para encontrar el origen del problema y mejorar tu dieta personal.

5- No hagas ejercicio después de comer

Evita el ejercicio intenso durante un par de horas después de comer.

Un paseo después de las comidas principales está bien, pero un ejercicio más intenso, sobre todo si implica agacharse, puede hacer que el ácido llegue al esófago.

Si estas medidas no son efectivas, o si tienes un dolor intenso o dificultad para tragar, acude a tu médico para descartar otras causas. También es posible que necesites medicación para controlar el reflujo, incluso mientras sigues con los cambios en tu estilo de vida.

¡Descubre cómo puede ayudarte la gama de productos de Vilardell Digest!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *